¿Cómo te afectan las compras navideñas? ¿Posible oniomanía?

En las fechas en las que nos encontramos, no podemos negar que todos aumentamos nuestro gasto con las compras navideñas. Además, los escaparates, webs, e-mails de promociones, u otras ofertas como rebajas, Black Friday, Cyber Monday, … suelen captar nuestra atención y, podemos caer en la tentación de comprar más de lo que necesitábamos o andábamos buscando.

Sin embargo, hay personas que les resulta difícil controlar el impulso de comprar ya sea de forma online o presencial ya que aunque lo que compren, más tarde se dan cuenta de que no lo necesitaban y, además, estas compras les pueden generar una ansiedad notable por el hecho de que económicamente no puedan o no deberían hacer frente a dicho gasto.

Hoy en día con la ayuda de las nuevas tecnologías, tenemos acceso a comprar de forma más rápida y más cómoda lo que conlleva también a que la población adicta a las compras incremente su gasto económico.



Oniomanía: adicción a las compras

La oniomanía es el impulso incontrolable de comprar algún producto sin necesidad de ello. Las personas que lo realizan, lo hacen de forma compulsiva, sin tener en cuenta las consecuencias y, posteriormente, les genera un malestar como ansiedad y/o frustración por haber comprado y gastado un dinero que, incluso, no podían gastar. Este impulso puede repetirse una y otra vez ya que genera una sensación placentera de forma inmediata lo que refuerza que se vuelva a repetir y ellos/as mismos/as suelen referir que no pueden cortar el bucle en el que se ven inmersos/as.  



¿Qué posibles consecuencias puede haber?

Las consecuencias pueden ser: que se tengan que asumir gastos de primera necesidad y no podamos hacer frente a ello, que el producto adquirido no se pueda devolver y no recuperemos nuestro dinero, endeudarnos no sólo a nosotros mismos, si no a la/las persona/as con las que convivimos … Existen personas que cuando tienen esta compulsión de comprar de forma constante, contratan microcréditos o piden dinero a familiares o amigos para poder solventar su compulsión y sentirse mejor momentáneamente. Esto puede llevarles a la ruina y puede incluso afectarles en las relaciones personales y laborales.

Según los últimos datos, publicados el pasado 01/07/19, el 7% de los españoles puede ser adicto a las compras. Esta adicción suele estar relacionada con síntomas depresivos, ansiedad, estrés, personas inseguras y/o con baja autoestima, miedo a la evaluación negativa, entre otras.


Además de que se ha comprobado que hay mayor probabilidad de que se dé en mujeres porque éstas suelen tener una actitud más compulsiva cuando realizan compras innecesarias.


Consejos para evitar las compras compulsivas

  1. Hacer una lista de lo que necesitamos previamente e intentar ceñirnos a ésta
  2. Ponernos un límite económico de gasto para no caer en la tentación de sobrepasarlo
  3. No comprar en momentos de sentirnos tristes, desanimados, …
  4. Comprar lo necesario con tiempo suficiente, es decir, evitar dejar las compras para el último día

Se ha comprobado que la terapia psicológica ayuda a controlar estos impulsos, verificar el motivo de la compulsión, controlar y trabajar los pensamientos asociados, reducir la sensación de placer y de la adicción, …

Si tienes alguna duda, no dudes en preguntarnos, estamos a tu disposición.


A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close